“La Vida”

febrero 03, 2018
admin

LA VIDABANNER_HIPNOSIS820

Cuando yo era una niña pensaba que en la vida todo se podía conseguir, podía conseguir lo que deseaba pero también podía conseguir hacer desaparecer lo que no quería, simplemente tenía que soplar un molinillo de viento. Cuando te vas haciendo mayor vas descubriendo que no es tan fácil, que no basta con pedir o desear lo que quieres, incluso, hay momentos que tu vida parece tener vida propia y escapa a tu voluntad y control. Esos son los momentos que parecen que hagas lo que hagas vivirás lo que la vida te tiene reservado sin poder hacer nada.

¡Uff uno de esos días se acercaba!. En todos los relatos de nuestras vidas vivimos experiencias y pasamos por situaciones que no tendrían que existir, ni nadie tener que vivir. No hay vida peor ni mejor sólo hay vida y de eso se trata de saber vivirla. Podríamos preguntarnos que es la vida, seguro que alguna vez lo hemos hecho, y nuestra respuesta habrá ido variando según nuestros años, según nuestras necesidades. Cuando lo tienes todo la vida es como esas piscinas infinitas donde no se ve todo y por eso pides el todo. Cuando empiezas a vivir experiencias no tan agradables y aparecen las necesidades te conformas con la devolución de lo perdido. Cuando empiezas a ir contra inercia, cuando la vida te planta cara y te reta entonces te empiezas a conformar con perlas de vida, con los días contados, con la suplica de momentos extras para conseguir que se pare esta noria que gira en la que estoy montada y no he elegido subir.

Un día, alguien te mira a los ojos, tiene un gesto preocupante, triste, le cuesta hablar y ves que empieza dando rodeos porque lo que te tiene que decir no es nada bueno. Presientes que es el último momento de esa vida que estabas viviendo, presientes que se va a producir un cambio importante en tu vida, presientes que ya nada será igual y entonces comienza la oscuridad. Tras la gran comunicación del horror te propone un camino, por supuesto no de rosas sino de grandes retos y dolores, de sufrimiento y desesperanza. Te cuesta mantener esa mirada que te interroga sobre lo consciente que eres de lo que te dice. En esos momentos estas desconectando para poder seguir viviendo, para no desmallarte de miedo,  para no asfixiarte de angustia. Sabe que no es fácil lo que te propone pero si es posible, sabe que te está proponiendo la carrera de tu vida, el desafío más duro al  que te vas a tener que enfrentar.

Para esta batalla no te has preparado, ni tienes tiempo para ello porque ya estas en el campo de batalla. Sólo te permiten tiempo para decidir si quieres iniciar la lucha o te rindes y abandonas. Lo único en lo que puedes pensar es que quieres desaparecer, que eso no este ocurriendo, quieres despertar de ese mal sueño. Pero  tu alma sabe que es verdad. Sin saber como ni por qué has dicho ¡sí! y desde ese momento empieza la lucha e inicias la subida por el camino empedrado. Esa batalla la tienes que librar tu sola  acompañada de tus temores y miedos, de tus fantasmas y valores. Puedes buscar peones en los que apoyarte, torres que te resguarden y paños que te quiten el sudor y lágrimas.

En un momento del camino  nace la magia, donde era todo oscuridad  aparece una pequeña luz, lo que parecía imposible de caminar se va haciendo realidad, lo que nunca pensaste que podía ocurrir se manifiesta. Has aprendido que no  puedes parar ni controlar la vida pero si puedes decidir como vivirla. No puedes parar los nubarrones pero si pintar un cielo azul cuando pasen. No puedes eliminar la oscuridad pero si dirigir la luz que exista para alumbrar el camino a seguir. No puedes hacer desaparecer las tristezas pero si acompañarlas de sonrisas y ternuras de compresión. He aprendido a vivir, y no a sobrevivir, lo que la vida me plantea, he aprendido de mis lágrimas y  sufrimiento y he decidido que no  quiero decir un ADIOS si no un HASTA SIEMPRE.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>